Inicio

Enfermedad del Beso

La mononucleosis infecciosa es una enfermedad viral persistente pero rara vez grave. Se presenta con más frecuencia entre la gente joven de 15 a 25 años de edad y se dice que se transmite a través de los besos, de ahí su nombre.

Es probable que haya algo de verdad en esta suposición, ya que los virus se encuentran también en la saliva. Los primeros síntomas se confunden a menudo con una gripe porque son fiebre, dolor de cabeza, irritación de garganta y cansancio general.

Al cabo de uno o dos días se inflaman los ganglios linfáticos del cuello y, conforme avanza la enfermedad, también pueden aumentar de tamaño los de las axilas y de la ingle. El bazo y el hígado suelen agrandarse y con frecuencia aparece además un eccema en la piel.

El análisis de sangre muestra un aumento en el número de linfocitos, muchos de ellos anormales, y otras irregularidades. Como la mononucleosis es de origen viral, no responde a los antibióticos. El paciente se recupera por sí mismo al cabo de un periodo de 3 a 12 semanas, pero es frecuente que le quede un cansancio y un estado de apatía que a veces dura hasta un año.

Clinica de Oxigenación Hipervarica del Valle